Etiquetas

, , ,


Antes de entrar en la universidad, Joanna vio una película, “Slam”, que la motivó a estudiar literatura inglesa para así poder trabajar como profesora de escritura creativa. Lo que no podía imaginar nuestra protagonista es que tras cinco años estudiando y con una  licenciatura bajo el brazo, las ganas de materializar su sueño se habrían esfumado.

Durante su último año de estudios, y ante la falta de expectativas futuras, su compañero de apartamento le propuso embarcarse en un negocio un tanto loco, convertirse en empresarios del porno. Así, decidieron montar una web en la que entrevistarían a grupos musicales de la escena independiente, a la vez que publicaban fotos y vídeos de sexo hardcore.

Fue en su propia casa, con ella como modelo y Mitch, su amigo y socio, de fotógrafo, dónde se tomaron las primeras fotografías que aparecieron en www.burningangel.com Ella, que ni siquiera había visto una porno hasta que le propusieron este negocio, era ahora toda una modelo erótica.

Todo esto ocurría en el año 2.002, cuando el alt porn estaba empezando a sonar en boca de todos gracias a otra web como www.suicidegirls.com Pero la diferencia era que mientras las modelos “suicidas” se limitaban al softcore, la página de Joanna estaba totalmente enfocada al porno duro.

Quizás por ello, nuestra protagonista siempre ha recelado de ser encasillada en el alt porn y desde un principió prefirió denominar su trabajo como punk porn.

De todos modos, esto no fue óbice para que su notoriedad aumentase por momentos dentro de esta corriente, convirtiéndose con todo derecho en uno de sus mayores exponentes. Empresaria, ideóloga, modelo, actriz y directora, su fama crecía de tal modo que su paso de internet a los platós del cine X estaba a la vuelta de la esquina.

Fue en 2.005 cuando empezó a trabajar en una serie de cintas que por una parte la terminaron de convertir en la imagen por excelencia del alt porn, “Neu Wave Hookers”, y por otra la descubrieron para el gran público, las versiones porno de dos clásicos como “El exorcista” y “Re-animator”.

Con todo esto, VCA no dudó un momento para convertirla en su nueva chica de contrato. Pero el papel de Joanna en la compañía no se limitaría a su rol de actriz, sino que también le confiaron el proyecto de dirigir su primer gran film, “Joanna’s Angels”.

Ella misma confesaba que este primer trabajo fue bastante pobre en el apartado técnico, ya que no tenía ni idea de cómo iban las luces, el sonido y demás elementos básicos en cualquier film. Lo importante era la actitud con la que estaba rodada.

Porque si hay algo que no le ha faltado nunca a esta chica es arrojo para atreverse con cualquier proyecto. Como cuando le ofrecieron la oportunidad de debutar en la escritura (su ansiado sueño de juventud) al encargarle un capítulo para el libro “Naked Ambition” a cambio de sólo 75$.

Así no es de extrañar que hoy día esta pequeña actriz se haya terminado convirtiendo en uno de los personajes más reconocibles de nuestra industria. Gracias a su productora y acompañada de su pareja, el también actor James Deen, se ha dedicado a revolucionar los hogares de medio mundo con su porno sin complejos, en el que cintas como “Cum on my tatoo” han afianzado una carrera cada vez más sólida.

Pero como siempre esto no parece ser suficiente para ella, y su imagen de chica rebelde, con el pelo de colores imposibles y llena de tatuajes, ha empezado a ser cada vez más reconocible como figura mainstream. Y es que Joanna siempre está buscando la manera de llamar la atención con algo nuevo y “alternativo”.

Filmografía seleccionada:

  • Neu Wave Hookers
  • Joanna’s Angels
  • Re-Penetrator
  • Belladonna’s Fucking Girls 5
  • Joanna Angel and James Deen’s European Vacation