Etiquetas

, , , ,


Bobbi Star no es una pornstar al uso. No hay otra manera de definirla cuando uno empieza a investigar un poco sobre como ha llegado a ser una de las actrices con mayor proyección dentro del cine para adultos.

No se trata de un tópico con el que enaltecer a una chica de las que no abundan en este negocio, es la pura realidad. Bobbi, nacida en San José hace 27 años, no es una de tantas actrices que encontraron en el porno su única vía de escape. Nuestra protagonista tenía muchas opciones hacia las que enfocar su vida, pero su extrovertida sexualidad le llevó a ponerse ante las cámaras. Y todo por mera curiosidad.

Desde muy niña ha ido guardando unos diarios en los que escribía sus fantasías sexuales. Violaciones y gang bangs llenaban las páginas de estos cuadernos, dejando claro que nuestra protagonista ha sido siempre un animal sexual, como más tarde hemos tenido la fortuna de comprobar. Pero si todo hubiera discurrido por una senda normal, hoy en día Bobbi debería dedicarse al mundo de la música.

Estudiante aplicada desde su niñez, además de notoria nadadora, tuvo muy claro que el pan nuestro de cada día se lo ganaría con su inseparable oboe. Para ello se esforzó durante toda su juventud y para ello estudió en la universidad. Pero a la vez que su amor por la música iba creciendo, también lo hacía su interés en el sexo.

Si bien ya en el instituto se autodenominaba la reina de las mamadas, fue durante sus años universitarios cuando se soltó el pelo. Siempre cuenta la anécdota de que trabajó como bibliotecaria para pagarse los estudios y que, para hacer más ameno su día a día laboral, terminaba follando por todos los rincones del lugar.

Fue también en esa época cuando conoció a un tipo que tenía contactos con el porno. Concretamente se trataba de gente especializada en filmar escenas de dominación y bondage.

Le habían puesto un caramelo frente a ella y  tenía muy claro que al menos quería probar esta nueva experiencia. Pese a que tardó un largo año en decidirse a dar el paso, cuando finalmente lo hizo, entraría en el porno a la edad de 23 años y sin cortarse un pelo.

Desde el principio, rodando escenas para internet, dejó claro que el sexo duro iba a ser la marca de la casa. Spanking, slapping, gagging, gaping,… y demás términos que asociamos a las producciones extremas, suponían el día a día de cualquier trabajo de Bobbi.

Su secreto para poder hacer ante la cámara todo lo que hace es simple, la práctica. Cualquier cosa que vaya a hacer en un set de rodaje la prueba primero en su vida privada. Por ejemplo, cuando hubo de enfrentarse a 14 sementales en “Gang Bang 6”, no tuvo otra que encerrarse en su casa junto a unos cuantos afortunados para dar rienda suelta a lo que más tarde veríamos en nuestros reproductores.

Así no es de extrañar que empezase a llamar la atención de los más avezados aficionados, llegando a oídos de una tal Belladona que existía en el negocio una chica que iba camino de ser su sucesora natural.

Sería la número uno del negocio aquella que vio todo el potencial que Bobbi tenía y no dudó un momento en ponerla bajo su amparo, a la vez que la hacía protagonista de muchas de sus cintas. Así, bajo este mecenazgo, Bobbi ha acabado por convertirse en una de las reinas del gonzo americano de hoy día.

Y es que si gente como Nacho Vidal, Rocco, Belladonna o Toni Ribas ya han hablado y dicen que Bobbi es una auténtica número uno, como vamos nosotros a llevarles la contraria.

Filmografía seleccionada:

  • My hot wife is fucking blackzilla 8 (2006)
  • Belladonna’s Evil Pink 3 (2007)
  • Gang Bang 6 (2007)
  • Hellfire Sex 9 (2007)
  • Bobbi Starr: Nymphomaniac (2008)
  • Slave Dolls 3 (2008)
  • Belladonna’s Road Trip: Cabin Fever (2009)
  • Bobbi Starr and Dana DeArmond’s Insatiable Voyage (2009)
  • Bobbi Violates  Europe (2009)
  • Rio Loco (2009)
  • Performers Of The Year 2010 (2010)