Etiquetas

, , , , , ,


Mario Salieri es uno de mis directores favoritos y a su persona hemos dedicado ya algún texto en esta web. Incluso me atreví hace tiempo a realizar un pequeño repaso a algunas de las actrices más importantes de sus películas. Entre todas ellas seguramente la que mayor importancia ha tenido en los últimos años en la carrera del maestro italiano es la chica de la que hoy nos ocupamos.

Ivana Alenov, su verdadero nombre, nació en la lejana Rusia, concretamente en la bella ciudad de San Petersburgo, allá por el mes de abril de 1.979. Hija de una familia acomodada, las ocupaciones científicas de su padre le llevaron a vivir parte de su adolescencia en el Polo Norte.

Pero para nuestro bien, parece ser que el frío ártico no caló en su carácter y a su regreso a su ciudad natal decidió usar sus estudios de danza para dedicarse al mundo del striptease. Allí logró labrase una carrera que la terminaría llevando a Italia por primera vez en 1.998.

Desde esa primera aparición por un festival de Milán todos los que la vieron cayeron rendidos ante su encanto y no tardaron en lloverle ofertas para que se pasase al hard. Aún así, este paso tardaría casi dos años en llegar.

Y es que no fue hasta que conoció al director Mario Steno en el transcurso del MiSex 2.000 que se decidió a dar el salto. Así llegó el día en que debutó frente a las cámaras con una doble penetración, la primera de su vida, junto a Franco Trentalance y Francesco Malcolm.

Como ella misma reconoce, no fue precisamente lo que se calificaría como una buena experiencia y la senda de sus primeros trabajos no fue mucho más glamurosa, participando en películas de baja estofa e incluso llegando a grabar estando embarazada de su primera hija, fruto de su relación con Mario Steno, que en ese momento además de manager se había convertido también en marido.

De todos modos, esta situación no duró mucho, ya que cuando conoció a Mario Salieri surgió un flechazo profesional que la convertiría en chica de contrato del napolitano y en protagonista de títulos como “La dolce vita” o “Faust”.

La relación se prolongaría hasta 2.004 cuando Bambola deja la protección del maestro italiano y decide volar por su cuenta. Tras ser una estrella en Italia, decide expandir sus fronteras y trabaja para Dorcel en Francia, Media Partners en España o incluso con el gigante Private.

Siempre con predilección por los papeles dramáticos, la rusa terminará por ser reconocida como una de las mejores actrices del panorama porno en Europa e incluso tendrá pequeñas participaciones en el mainstream compartiendo títulos de crédito con actores tan reconocidos como Harvey Keitel, Jane March o Jordi Mollá.

Pero tras este tiempo de volar en libertad, en 2.006 decidió firmar un contrato de 18 meses con otra de las grande compañía italianas, ATV entertainment. Junto a ellos, casi siempre bajo las órdenes de Francesco Fanelli, nos dejaría títulos como “Slivers of fear” o “Ass philosofy”, pero cuando le ofrecieron renovar el contrato nuestra protagonista renunció a ello ya que tenía nuevas metas tras las cámaras.

En julio de 2.009 Bambola anunciaba que iba a comenzar a dirigir pero desde entonces nada más se supo de ese proyecto o de su carrera como actriz. Como sucede en tantas ocasiones en este negocio simplemente desapareció, pero eso no ha sido óbice, para que aún hoy, casi dos años después de sus última noticias, siga siendo una de las chicas que más grato recuerdo han dejado en los fans del porno.

Y es que hasta al mismo Mario Salieri se le dibujaba una sonrisa de felicidad cuando me hablaba sobre ella en el primer Exposex madrileño.

Filmografía seleccionada:

  • “La dolce Vita” 2.003
  • “Faust” 2.002
  • “Salieri Football” 2.006
  • “Dark Angel” 2.006
  • “Hot detective” 2.007
  • “Slivers of Fear” 2.008
  • “The fame” 2.009